¿Por qué correr durante 33 horas?

¿Por qué corres ultras? ¿Cuántas veces te han hecho esta pregunta? ¿Y cuál es la respuesta correcta, si es que la hay? ¿Te has parado a pensarlo? En el fondo, la razón es la misma por la que tienes hijos, estudias una carrera, te decides a aprender idiomas, te arriesgas a escribir un libro… Porque la vida son emociones y esas emociones no las vas a vivir cómodamente sentado en tu sofá. Este es el prólogo de ‘Corriendo hacia lo imposible‘, un libro de Lectio Ediciones que sale publicado el 27 de enero y que habla de eso, de cosas que parecen imposibles, pero que con esfuerzo, ilusión y pasión pueden hacerse posibles. 

12345456_858693500895269_3085142999658870476_n

Mis aventuras empezaron a existir en el momento en el que tomaron forma en mi cabeza

Walter Bonatti

***

Cuando eres un corredor de ultradistancia una de las preguntas que sueles escuchar es ¿por qué lo haces? Personalmente, en ese momento, suelen pasarme por la cabeza una sucesión rapidísima de imágenes, emociones y pensamientos antes de responder.

¿Por qué someto mi cuerpo a esta tortura? ¿Por qué me paso más de diez, veinte o treinta horas corriendo? ¿Por qué me arriesgo a tener llagas descomunales o a andar un par de días con los pies hinchados? ¿Por qué acepto el reto pese a que sé que, en una misma carrera, puedo pasar del calor extremo a temblar de frío? ¿Por qué me levanto a las tres de la mañana para ir a correr o me paso una noche y media corriendo sin dormir? ¿Por qué me expongo a tener tanta hambre o sed hasta el punto de ser capaz de beber agua estancada en un charco sobre una roca? ¿Por qué me arriesgo a lesionarme gravemente? ¿Por qué reniego silenciosamente arrodillado en el suelo porque me he torcido un tobillo? ¿Por qué aguantar el dolor, el maldito dolor que a veces se acaba convirtiendo en un inseparable acompañante y me hace llorar de rabia en medio de las montañas? ¿Porqué llevo el cuerpo hasta este extremo cuando podría estar durmiendo cómodamente o en una terraza tomando un café?

P1030526

Pues porque la vida son sensaciones y esas sensaciones no las voy a vivir sentado en un sofá. Y para volver a revivir la inocencia y la diversión de un niño pequeño que se desliza por la nieve. Para sentir la libertad que te da saltar por prados verdes al lado de vacas o caballos. Para atravesar un río de agua helada que me llega hasta las rodillas, sin importarme si me mojo las zapatillas o los calcetines. Para encontrarme con un alce, majestuoso, altivo, encima de una roca, de noche, en una montaña de 2.000 metros al lado de Chamonix. Para pisar charcos con barro hasta el tobillo y acabar tan sucio que no tienes más remedio que tirar los calcetines a la basura.

Y por el silencio. Por la humedad de una noche de verano en la cual corro horas y horas solo, únicamente acompañado por una letanía de grillos y otros insectos. Por la sensación mística de subir a las cuatro de la mañana a la montaña de Montserrat envuelta por la niebla y por un silencio sepulcral, o por la calma que desprende un pequeño pueblo del Priorat a las tres del mediodía de un sábado. Por la sensación irreal de coronar el Niu del Àliga, mirar hacia mi derecha y ver toda la Cerdanya como si de un decorado de cine se tratase. Sin escuchar ruido alguno o, tal vez, con suerte, el grito poderoso de un habitante de las alturas durante su majestuoso vuelo. Por el silencio puro, cristalino, de las montañas nevadas en las que como mucho se escucha el suave crepitar de algún animal sobre la nieve. Por las horas y horas solo entre bosques, árboles, piedras y montañas. Por qué en el silencio y en los quilómetros es dónde me encuentro a mi mismo y veo la vida con más claridad…

12342404_862444183853534_52596192923253140_n

Y por el ruido. Por la sensación a atravesar una alfombra con decenas de personas a ambos lados que te aplauden como si fueras un atleta de élite o un corredor del Tour de Francia. Por escuchar al mítico Depa gritando tu nombre en la meta de la Transvulcania o la Transgrancanaria. Para subir el Aizkorri en Zegama bajo la lluvia, cubierto de barro y entre los gritos de cientos de espectadores que están ahí desafiando al mal tiempo. Por ese niño de cinco año que me pone la manita para que la choques, me sonríe y me mira como si fuera un héroe o un ser mitológico. Por el ánimo de todas y cada una de las personas que te puedes llegar a cruzar durante las 33 horas del Ultratrail del Mont Blanc: ya sean niños, adultos o mayores, ya sean franceses, italianos o suizos, todos tienen un bravo o un allez para mi, para que siga adelante. Por emocionarme atravesando un pueblo de la isla de la Palma a las siete de la mañana y encontrarte decenas de personas y familia gritando ‘¡¡sí se puede!!’. Por alucinar cuando llego a la cima del Comapedrosa a les tres de la mañana y escucho un ruido fantasmagórico y imposible de gaitas y tambores. Y porque más adelante me encuentro dos personas tocando los instrumentos a 3.000 metros al lado de un fuego en una escena irreal.

Y por el ego personal, claro. Por eso también. Porque pocas cosas te hacen sentir tan fuerte e invencible como continuar corriendo después de haber hecho 125 kilómetros y llevar 25 horas de carrera. Porque me siento capaz de hacer en un día travesías entre refugios que la gente suele cubrir en tres o cuatro. Porque tengo claro que estoy solo en la montaña, pero sé que en casa hay mucha gente que me sigue y me anima, que me acompaña en mi reto y en mi sufrimiento. Por las felicitaciones que recibo de gente que cree que soy muy fuerte, una especie de robot, aunque yo sé que soy humano, muy humano, y que he sufrido como nunca en la vida.

Y por la humildad. Porque, pese a todos estos elogios, golpes en la espalda y lo que piense la gente, tengo claro que soy una persona normal, sin ninguna cualidad extraordinaria, y que me ha costado horrores llegar hasta allí; que he tenido que entrenar, entrenar, entrenar… y volver a entrenar. Porque nunca me he sentido tan frágil, mortal e insignificante como cuando me he encontrado al lado de montañas de 3.000 metros que me llevaban al limite y amenazaban de consumir hasta mi último aliento de fuerza vital. Porque, pese a que no soy una persona especialmente emotiva, he llorado de emoción y también de dolor apartado a un lado del camino. Y en algún momento he tenido miedo de no estar a la altura, de no cumplir las expectativas, de fallar en mis retos. Pero no me avergüenza, porque el miedo o el dolor son sensaciones que forman parte de la vida y me recuerdan que puedo creerme muy duro, pero al fin y al cabo soy humano.

8730360873_394ffca4ba_k

Todo esto me hace ser humilde, pero a la vez me hace fuerte. Me endurece el carácter y el cuerpo. Y por eso, cuando has corrido más de diez horas bajo la lluvia, ya nunca dejas de entrenar porque caigan cuatro gotas. O no te quejas cuando debes impartir tres clases seguidas de spinning. O, cuando has corrido bajo la nieve, ya no te planteas dejar de salir a las cinco de la mañana en invierno porque hace frío. O que, pese a que llegas destrozado a casa después de entrenar tres horas, sabes que te quedarán fuerzas para salir a pasear y a correr detrás de tu hijos de tres años. Porque, cuando has sufrido tanto, te das cuenta de que muchos de los problemas de tu vida cotidiana no son tan grandes y aprendes a relativizarlos.

¿Por qué me expongo a todo esto? Por la belleza, sin duda. La majestuosidad indescriptible e impagable de una cima nevada. Por ese momento en el que llevo horas corriendo, miro a mi alrededor y tengo que pararme admirar el paisaje, aunque me adelante otro corredor. Por esos instantes de plenitud absoluta que me pueden asaltar en cualquier momento, y no necesariamente en la meta o en el punto más alto de la montaña. Por conocer sitios maravillosos que de otra manera no habría visto nunca. Por la belleza pura e indescriptible de un atardecer, con el sol que se desdibuja en las cimas, o de los primeros rayos de luz de un amanecer mientras subo una cresta en el medio de una isla.

14679696385_39b5ce5d16_b

Y porque, gracias a las ultras, puedo hacer cosas impensables, como toda la vuelta al macizo del Mont Blanc y pisar tres países distintos (Francia, Italia y Suiza) en un solo día. O puedo rodear por completo todo un país como Andorra. O puedo atravesar de punta a punta una isla, subir desde el nivel del mar hasta la cumbre de un volcán, a 2.500 metros de altura. O puedo cruzar un desierto de los Estados Unidos a 40 grados con serpientes y escorpiones que vigilan mis pasos fatigados. Y todo esto puede parecer una locura, una absoluta y completa locura, pero en el fondo son emociones. Y las emociones son la vida. Nuestra vida.

Por eso, cuando me hacen esta pregunta, cuando me dicen ¿por qué lo haces?, como soy incapaz de elegir una única respuesta, suelo esbozar mi sonrisa más angelical y despreocupada y respondo: “Porque, aunque no te lo creas, me hace feliz.”

15998446

Las favoritas de la Ultratrail del Mont Blanc 2015 (castellano)

Tras dos años de monólogo de Rory Bosio en categoría femenina, la Ultratrail del Mont Blanc 2015 (UTMB) se presenta más abierta que nunca por la ausencia de la norteamericana. Todas las miradas están puestas en Núria Picas, quien tras dos segundas posiciones parece tener el camino expedito para hacerse con el ansiado triunfo, pero la integrante del Buff Pro Team no lo tendrá fácil. Deberá medirse con algunas de las corredoras más duras del mundo para alzarse con una UTMB que es el sueño de todo corredor de trail.

Favoritas femeninas Ultratrail del Mont Blanc:

Núria Picas (ESP-CAT/Buff Pro Team) – La corredora catalana es, sin lugar a dudas, la gran favorita para el triunfo en 2015. En su haber tiene haber corrido ya dos ediciones, en las que ha acabado segunda, y que es una de las más fuertes del mundo, fiable tanto en distancias cortas como largas. Además, tras ganar la Transgrancanaria en marzo y viajar al Nepal en mayo, este año ha centrado su preparación en la UTMB, corriendo carreras más cortas y desgastándose menos que el año pasado. Si aguanta la presión de encontrarse ante la gran oportunidad de su vida, puede ser la primera en cruzar la meta. Eso sí, después de dos segundos puestos todo lo que no sea ganar es en cierta manera una decepción.

11046962_735996963164924_1742860561456161387_n

Nuria Picas, ganando la Transgrancanaria 2015 // Foto: Albert Jorquera

 

Caroline Chaverot (FRA/Hoka One Team) – La corredora franco-suiza del equipo Hoka es una de las que hay que tener muy en cuenta. Miembro del equipo suizo de piragüismo, se pasó al trail en el año 2010, pero ahora, a sus 38 años, parece encontrarse en uno de los momentos más dulces de su carrera. En marzo ya fue segunda en la Transgrancaria a 24 minutos de Núria Picas y desde entonces ha ido en línea ascendente, ganando recientemente la The North Face Lavaredo y la Eiger Ultratrail, en la que ha sido sexta de la general absoluta.

11760134_473376082830209_7492379029289043089_n

Caroline Chaverot, en la meta del Eiger Ultratrail // Foto: UTWT

 

Nathalie Mauclair (FRA/Team Lafuma) – Nathalie Mauclair es una de las corredoras más duras del mundo y, sin lugar a dudas, una de las rivales más directas de Núria Picas en esta edición de la UTMB. Lo tiene todo: veteranía, conoce la carrera y llega en un buen momento. A sus 45 años su palmarés es interminable, pero basta decir que ha ganado el Grand Raid de Reunion en 2013 y 2014 o que el año pasado ya fue tercera en el Ultratrail del Mont Blanc y la Western States. En este 2015, además, suma buenas actuaciones como un segundo lugar en la The North Face Lavaredo o su victoria en los Campeonatos del Mundo IAU de Annecy, en mayo. Ha protagonizado duelos directos memorables con Núria Picas y el de este año en Chamonix promete emociones fuertes.

iau3-315

Nathalie Mauclair, campeona del mundo en este 2015 // Foto: Ian Corless (@talkultra)

 

Francesca Canepa (ITA) – Otra corredora veterana que sorprendió en 2012 quedando segunda en el UTMB y que vuelve a Chamonix con ganas de olvidar polémicas recientes. Su nombre quedó seriamente manchado el año pasado al ser descalificada del Tor des Géants por presuntas trampas, aunque el motivo oficial y probado fue no haber pasado por un control. Aunque el asunto fue muy turbio y finalmente fue ella la que decidió retirarse, lo cierto es que quizás pagó las sospechas de años anteriores (tampoco probadas). Sea como sea, se trata de una corredora dura y fiable en larga distancia, que el año pasado ganó la Eiger Ultratrail o la Vibram Hong Kong y logró varios podios en pruebas de renombre, como la Transgrancanaria, antes del fatídico suceso de septiembre en Courmayeur. Este año sus resultados han sido algo más discretos, pero sigue siendo un nombre que entra en todas las quinielas.

F1B4820_Francesca_Canepa_EIGERULTRATRAIL2014_photo_pascalimhof.com

Francesca Canepa, en el Eiger Ultratrail // Foto: Eigerultratrail.com

 

Stephanie Howe (USA/The North Face) – Stephanie Howe es un caso similar al de Rob Krar o Sage Canaday en chicos: corredores norteamericanos que hay que tener en cuenta porque son muy rápidos y si les sale bien la carrera pueden romperla, pero con poca experiencia en la UTMB y con la incógnita de ver su rendimiento en un terreno no tan pistero. Sea como sea, cuidado con esta chica risueña que el año pasado dio la campanada al ganar la Western States y que ha seguido acaparando podios en las carreras más prestigiosas de Estados Unidos. Este 2015, por ejemplo, ha ganado la Lake Sonoma de 80 km y ha sido tercera en la Western. Para dar una idea de su velocidad, hizo los 50 km y 1475m+ de la Way to Cool en 3h47′.

Stephanie-Howe-2014-TNF-EC-50-finish

Stephanie Howe, una corredora muy muy rápida // Foto: @irunfar

 

Fernanda Maciel (BRA/The North Face) – Otra de las grandes atletas mundiales a tener en cuenta. La catalano-brasileña regresa a una UTMB en la que el año pasado se quedó a las puertas del podio con un cuarto lugar. Es de las pocas capaces de plantarle cara a Núria Picas, como demostró el año pasado en el Mount Fuji, en el que acabó segunda presionando a la catalana. Tras un 2014 brillante, Fernanda ha pagado caro su intento en enero de récord en el ascenso y descenso al Aconcagua, de donde tuvo que ser evacuada con un fuerte dolor de garganta del que ha tardado meses en recuperarse. Poco a poco, sin embargo, parece que ha ido recuperando su nivel habitual y en junio logró un interesante tercer puesto en el The North Face Lavaredo. Recientemente ha ganado el Ultratrail Catllaràs en Catalunya. Su preparación para el UTMB ha sido intensísima y, como llega con poco desgaste, puede ser una seria aspirante al podio.

576_1437833028DSC_0263

Fernanda Maciel, al ganar el Ultratrail Catllaràs // Foto: Naciodigital.cat

 

Darcy Piceu (USA/Hoka One Team) – Atención a esta corredora, que no es muy conocida en Europa, pero que ha ganado lo habido y por haber en Estados Unidos. Además, es especialista en larga distancia y no anda nada mal en terrenos más técnicos, como lo demuestra el hecho de haberse impuesto en tres Hardrocks 100 entre 2012 y 2014. A sus 40 años, tiene experiencia sobrada en todo tipo de carreras desde que en 2005 ganara la Wasacht 100. En este 2015 sigue en buena forma, como lo demuestra su segundo lugar en la última Hardrock 100, por detrás de Anna Frost. Aunque últimamente no se ha prodigado mucho en Europa, ya conoce una UTMB en la que en 2011 acabó en tercera posición detrás de Lizzy Hawker y Nerea Martínez.

13_20140712CMHardrock-7688

Darcy Piceu, durante la Hardrock 2014 en la que se impuso // Foto: @irunfar

 

Uxue Fraile (ESP/Team Vibram) – Desde su salto de la pista al trail, Uxue fraile no ha dejado de impresionar. La brava corredora donostiarra ya logró en 2013 ser segunda en Cavalls del Vent o tercera en Transvulcania, peleándose con la élite mundial, y ganar el Desafío Somiedo. En 2014 dio el salto a las 100 millas y lo hizo de escándalo, demostrando que, además de ser rápida, era dura. La guinda fue la tercera posición en la durísima Diagonale des Fous, pero cuidado que también fue quinta en el Ultratrail del Mont Blanc y, por lo tanto, sabe lo que se va a encontrar y el terreno que va a pisar. Con Uxue siempre parece que no se la tenga demasiado en cuenta, pero es una corredora que por agallas, clase, experiencia y corazón puede hacer cosas grandes.

uxue-fraile-llegando-a-la-meta-transvulcania13

Uxue Fraile, una grandísima corredora, entrando en Transvulcania // Foto: Avernotrail.com

 

Otros nombres a seguir:

La lista de corredoras de élite y posibles aspirantes al top-10 femenino del Ultratrail del Mont Blanc la completan nombres como Nicole Studer (USA), Denise Zimmermann (SUI), Gill Fowler (AUS), Denise Bourassa (USA), Silvia Trigueros (ESP) y Lisa Borzani (ITA). La italiana fue undécima en los Campeonatos del mundo de Annecy, mientras que Silvia es una especialista en carreras de larga distancia. El año pasado se impuso en pruebas como la Hiru Haundiak, Penyagolosa o el Ehunmilak y este año fue décima en la Transgrancanaria. Atención también a Ester Alves, la portuguesa es excampeona de su país de ciclismo y una corredora dura a tener en cuenta para los puestos de cabeza.

 

Puedes ver la previa de la competición masculina aquí

Seguimiento en directo de la carrera vía Twitter y Facebook

Los favoritos de la Ultratrail del Mont Blanc 2015 (castellano)

La Ultratrail del Mont Blanc 2015 parece contar, a priori, con la mejor participación de élite de los últimos tiempos y, quizás de su historia. Es verdad que no estarán Kilian Jornet, alejado desde hace tiempo de esta competición; François D’Haene e Iker Karrera, primero y segundo respectivamente en 2014, ni Rob Krar, ganador de la Western States en 2014 y 2015 y baja de última hora, pero aún así la pelea por el título y el podio se presenta apasionante. A la espera de las habituales cancelaciones finales, repasemos los principales favoritos de la carrera que arrancará el viernes 28 de agosto a las 6 PM:

Favoritos masculinos Ultratrail del Mont Blanc:

Luis Alberto Hernando (ESP/Adidas) – El corredor de Adidas es quizás el mejor del mundo junto a Kilian Jornet. Este año ya ha dado muestras de su fortaleza ganando carreras como Transvulcania o la Ice Trail Tarentaise, a finales de julio, y desde entonces parece haber centrado sus esfuerzos en la UTMB. Es cierto que no es un habitual en distancias superiores a 100 km, pero en su haber está que ya conoce la prueba francesa, donde el año pasado rindió de maravilla y peleó por el podio hasta que tuvo que retirarse por problemas estomacales. Sin lugar a dudas, el actual campeón de Europa es uno de los corredores más fuertes del circuito y está entre los grandes favoritos al triunfo en Chamonix.

IMG_0850

Luis Alberto Hernando, uno de los grandes favoritos al triunfo // Foto: Albert Jorquera

 

Tòfol Castanyer (ESP-MALL/Salomon Etixx) – El corredor del Salomon Etixx es un caso parecido a Hernando: No es un habitual de las carreras largas, pero ya conoce la UTMB. No solo la conoce, sino que la carrera le conoce a él después de que en su primera participación lograra una heroica y épica segunda posición junto a Iker Karrera. En su contra está que no es un atleta habituado a distancias muy largas; en su favor, que es muy rápido, ya ha catado la carrera y prácticamente ha enfocado su planificación de este año a la cita de Chamonix. Además, de Tòfol me admira lo metódico y riguroso que es planificando y preparando una temporada. Por carácter, experiencia y calidad, un corredor a tener muy en cuenta para volver a estar entre los tres mejores.

IMG_0564

Tòfol Castanyer, entrando en la meta del UTMB junto a Iker Karrera // Foto: Albert Jorquera

 

Rob Krar (USA) – Los corredores americanos suelen bajar el rendimiento cuando compiten en Europa en carreras alpinas, pero al ganador de la Western States hay que tenerle en cuenta siempre. Rob Krar debuta en el UTMB y será uno de los grandes animadores e incógnitas de esta edición. El de The North Face es muy rápido y está habituado a carreras largas, pero ¿cómo se adaptará al terreno montañoso? Puede ser uno de los tapados o, por lo menos, animar la primera mitad de la prueba imprimiéndole un ritmo muy alto. Este año, además de ganar su segunda Western States seguida, se retiró en la Lake Sonoma 50 y se impuso en la Canyons 100K.  (Rob Krar anunció el jueves que no va a correr la UTMB por problemas físicos)

Rob-Krar-2015-Western-States-100-Finish-shot-600x400

Rob Krar, al ganar su segunda Western States seguida // Foto: @irunfar

 

Sage Canaday (USA/Hoka One Team) – Un caso muy similar al de Rob Krar: corredor rapidísimo, de los más veloces del circuito, y fiable en distancias ‘medias’ de 80 o 100 kilómetros. Su rendimiento en la UTMB es una verdadera incógnita, pero ya lleva un par de semanas preparando la carrera en la zona. Además, a un atleta tan rápido y fuerte mentalmente siempre hay que seguirle de cerca. Este año, por ejemplo, ha ganado la Speedgoat 50 rozando el récord y ha acabado la Maratón de Boston en… 2h19′!!! Rápido, eh?

article-sage-canaday-dueno-y-senor-de-la-tnf-endurance-challenge-50-miles-san-francisco-hoka-the north-face-548611b6187cb

Sage Canaday, uno de los corredores de montaña más rápidos del mundo // Foto Runners.es

 

Xavier Thevenard (FRA/Asics) – El ‘rey de la UTMB’ y el niño mimado de la afición francesa. No en vano es el único que ha ganado la CCC, la TDS (el año pasado) y la prueba principal, en 2013. Es un corredor que se conoce perfectamente la zona, el recorrido, los tiempos que debe marcar y que prácticamente se ha estado preparando únicamente para esto. Si llega en buen momento puede ser uno de los grandes contendientes en la lucha por el podio e incluso el triunfo final.

DSC_0257

Xavier Thevenard, al ganar la TDS en el año 2014 // Foto: Albert Jorquera

 

Gediminas Grinius (LIT/Inov-8) – El año pasado ya dio un serio aviso acabando quinto en la UTMB y mostrando una fortaleza a tener en cuenta. Este año Gediminas Grinius ha vuelto a dar muestras de su progresión ganando una dura y competida Transgrancanaria. Ahora el lituano afronta la Ultratrail del Mont Blanc casi como siempre, como un tapado, pero es un corredor duro mentalmente, fiable y metódico que puede dar la campanada si tiene un buen día y la carrera se le pone de cara.

10407351_735996909831596_182624902434597895_n (1)

Gediminas Grinius, ganando la Transgrancanaria 2015  // Foto: Albert Jorquera

 

Ryan Sandes (SAF/Salomon Running) – El corredor surafricano no lleva uno de sus mejores años: lo empezó con una infección glandular, en la Transvulcania se tuvo que retirar por problemas estomacales y una intoxicación alimentaria le dejó fuera de la Western States en los días previos. Aún así, es uno de los más rápidos del planeta, fiable en distancias largas y hay que tenerlo en cuenta en su primera UTMB, que lleva un par de semanas preparando sobre el terreno. El año pasado ya dio muestras de su calidad ganando la Transgrancanaria y puede ser uno de los grandes animadores de la carrera francesa, ya que es muy inteligente corriendo.

IMG_3642

Ryan Sandes, junto a Landie Greyling en la Transvulcania // Foto: Albert Jorquera

 

Miguel Heras (ESP/Salomon Etixx) – La gran esperanza estatal junto a Tòfol y Luis Alberto. Sobre Miguel pesa la sombra de las lesiones que no le dejaron correr el año pasado en UTMB o este 2015 en Transvulcania, pero desde entonces, su progresión ha sido esperanzadora. Sus victorias en el Gran Trail de Peñalara (Campeonato de España de Ultratrail) y en el reciente Desafío Somiedo invitan al optimismo con uno de los mejores corredores de la historia y una eminencia en la prueba francesa. Su primera participación fue en 2009 y en su haber cuenta con un segundo lugar, en 2013. Si no tiene problemas físicos, el de Béjar puede ser un candidato al podio.

20130904115039

Heras, entrando 2º en la UTMB en 2013 // Foto: Miguelheras.com

 

Sebastien Chaigneau (FRA/The North Face) – Otro gran corredor francés, muy querido en Chamonix y en el circuito en general. Tras casi un año lesionado regresó a la competición en la reciente Marathon du Mont Blanc de 80 Kilómetros peleando hasta el final para estar entre los 10 primeros, aunque lejos de la cabeza. Faltará ver la evolución en apenas dos meses de un corredor que es leyenda viva de una carrera en la que en 2009 acabó segundo detrás de Kilian Jornet y en 2011 fue tercero.

IMG_4582

Seb Chaigneau, este junio del 2015 corriendo la Mt. Blanc Marathon // Foto: Albert Jorquera

 

Julien Chorier (FRA/Hoka One Team) – Corredor galo a tener en cuenta. Julien Chorier es de casa, atesora experiencia en la carrera, está habituado a la distancia y este año puede tener un aliado en su compañero del equipo Hoka, Sage Canaday. En 2015 ha logrado una octava posición en la The North Face 100 Australia y un sexto lugar en la Western States. Es razonablemente rápido (hizo la Maratón de París en 2h35′) y mejora en distancia larga. Se dio a conocer en 2009 con un tercer lugar en la UTMB y desde entonces su mejor posición ha sido cuarto en del 2010, cuando la prueba se suspendió y reprendió por la noche. También fue sexto en 2013.

c2a9iancorless-com-img_0716

Julien Chorier, del equipo Hoka y Compressport // Foto: Ian Corless (@talkultra)

 

Franco Collé (ITA/Team Tecnica) – Uno de los corredores de larga distancia más duros y expertos del mundo. A Franco Collé siempre hay que tenerlo en cuenta. Su palmarés es muy extenso y está bregado en las carreras más exigentes del planeta, pero basta decir que el año pasado ganó el Tor des Géants y fue segundo en la Matterhorn Xtrail o el Eiger Ultratrail. Este año llega en buen momento, con victoria en el Licony Trail y un segundo puesto en la Mont Blanc Marathon de 80 kilómetros. Además, conoce perfectamente la zona, así que será otro corredor para tener en cuenta en la lucha por las primeras posiciones.

IMG_4676

Franco Collé, exultante tras su 2º puesto en la Mt. Blanc Marathon // Foto: Albert Jorquera

 

Otros nombres a seguir:

En el capítulo estatal especial seguimiento merecerán Yeray Duran, Javi Domínguez (parece que no correrá por problemas en la rodilla), Remi Queral o Dani Garcia. El grangrancario ha estado tres semanas reconociendo la zona y llega muy ilusionado y motivado; Queral es un corredor bregado en carreras largas que suele estar en la zona de cabeza y Dani García está firmando un año brutal, con segundo lugar incluido en Transvulcania cuando nadie contaba con él. En clave más catalana, atención a David Coma, que llega a Chamonix como un tiro tras ganar la Pierra Mente Été y la Ultratrail Catllaràs; a Gerard Morales, corredor del equipo Buff que quiere sacarse la espina de su retirada en 2013 y a Jordi Gamito, que vuelve a Chamonix tras su quinto lugar en la TDS del 2014 con gran ilusión de estrenarse en la prueba reina para seguir sumando en la general del Ultratrail World Tour. En el resto de la élite internacional mencionar a Sondre Amdahl, un corredor noruego con poca pinta de corredor, pero que el año pasado ya fue séptimo en el UTMB y este año rozó el podio en Transgrancanaria; Carlos Sa, una verdadera leyenda del ultrafondo tras ganar carreras como la Badwater Ultramarathon; Yoshikazu Hara, un corredor nipón muy rápido que este año fue tercero en Tarawera; Fabien Antolinos, segundo en el reciente campeonato del mundo de Annecy y atleta galo que llega en un muy buen estado de forma, o John Tidd, un norteamericano que ha participado y acabado entre los 20 primeros en los tres últimas ediciones de la UTMB.

 

Puedes ver la previa de la competición femenina aquí

Seguimiento en directo de la carrera vía Twitter y Facebook

2015 Ultratrail du Mont Blanc men’s preview

The Ultratrail du Mont Blanc 2015 has the best elite participation of recent years and, maybe, of its whole story. There won’t be Kilian Jornet, distant from this race since 2011; François D’Haene and Iker Karrera, first and second in 2014, or Rob Krar, Western States winner in 2014 and 1025 and last time casualty, but even though the battle for the win and the podium will be really exciting. Waiting for last minute drop offs, let’s see the main favorites for the race that will start next friday 28th at 6 PM:

Main favorites to Ultratrail du Mont Blanc:

Luis Alberto Hernando (ESP/Adidas) – The Adidas runner is maybe the best of the world along with Kilian Jornet. This year he has already proved his strength winning races like Transvulcania or Ice Trail Tarentaise, and since then he seems to have focused his training in UTMB. True enough, he’s not an usual 100 mile runner, but Luis has already run the UTMB, where he did a great performance last year and was fourth before some stomach problems forced him to retire. Without a doubt, the current European champion is one of the main contenders to the final win at Chamonix.

IMG_0850

Luis Alberto Hernando, one of the big contenders to the final win // Foto: Albert Jorquera

 

Tòfol Castanyer (ESP-MALL/Salomon Etixx) – The Salomon Etixx runner is similar to Hernando: he’s not used to run races over 100K, but he already knows the UTMB. Not only knows it, but the race knows him after in last year’s debut he grabbed an heroic and epic second position with his teammate Iker Karrera. Playing against Tòfol is his lack of experience in 100 mile races; playing for him, that he’s very fast, he has already started at UTMB and that he has focused all the season training for this race. Aged 43, he’s really methodical and wise planning his seasons. For his character, experience and quality, he’s a runner to really have in consideration to be again on the top-3.

IMG_0564

Tòfol Castanyer, crossing the finish line last year with Iker Karrera // Foto: Albert Jorquera

 

Sage Canaday (USA/Hoka One Team) – A very fast runner, one of the fastest trailrunners in the world, and dangerous in ‘medium’ distances of 80-100K. His UTMB’s performance is a big mystery, but he has already spent a couple of weeks preparing the race there. Moreover, you always have to be aware of such a fast and mentally strong athlete. This year, for example, he has already won Speedgoat 50 bordering the course record and has completed Boston Marathon in… 2h19′!!! A fast guy, eh? Sage Canaday can really be the big surprise of this UTMB 2015.

article-sage-canaday-dueno-y-senor-de-la-tnf-endurance-challenge-50-miles-san-francisco-hoka-the north-face-548611b6187cb

Sage Canaday, one of the fastest trailrunners in the world // Foto Runners.es

 

Xavier Thevenard (FRA/Asics) – Xavier Thevenard is the ‘UTMB king’ and the pampered child of french fans. Not in vain he’s the only one that has won CCC, TDS (last year) and the main race, in 2013. He’s a runner that knows in deep the zone, the profile, the times to be split and that has been mainly preparing himself for this event. If he arrives in good shape, he’s a clear contender to top-3 and a serious one for the final win.

DSC_0257

Xavier Thevenard, after winning TDS on 2014 // Foto: Albert Jorquera

Gediminas Grinius (LIT/Inov-8) – Last year he sent a serious warning finishing 5th at UTMB and showing a strength that should be really taken in consideration. This 2015 Gediminas Grinius has showed again his progression winning a hard fought Transgrancanaria. Now, the Lithuanian from Team Inov-8 faces Ultratrail du Mont Blanc as ever, not amongst the favorites for many people, but he’s a mentally solid runner, reliable and methodic that can be a big upset if he has a good day. Consider him to be in top-5.

10407351_735996909831596_182624902434597895_n (1)

Gediminas Grinius, winning Transgrancanaria 2015  // Foto: Albert Jorquera

 

Ryan Sandes (SAF/Salomon Running) – 2015 isn’t being one of the best years for the South African runner: he started it with a glandular infection, he had to retire from Transvulcania with stomach problems and a food poisoning left him out of Western States. Even though, Ryan Sandes is one of the fastest trailrunners in the world, he’s very reliable in long distances and also very wise deciding the in-race strategy. Morevoer, he’s very excited for his first UTMB, that has been preparing for a couple of weeks in France. Last year he showed his quality winning Transgrancanaria and making really good results, so next friday he can be one of the big entertainers of the show.

IMG_3642

Ryan Sandes with Landie Greyling at La Palma // Foto: Albert Jorquera

 

Miguel Heras (ESP/Salomon Etixx) – Another spanish ‘big-gun’ along with Tòfol and Luis Alberto. Miguel has been overshadowed by injuries, which didn’t let him rum last year’s UTMB o or this year’s Transvulcania, but since May his progression has been encouraging. Wins at Gran Trail de Peñalara (Spain Ultratrail Championships) and at Desafío Somiedo, just one month ago, give cause to optimism with one of the best runners of the history and a big-name in the french race. His first start was in 2009 and in 2013 he finished second behind Thevenard. If he doesn’t suffer physical problems he can be a serious contender to top-3.

20130904115039

Heras, finishing second in 2013 // Foto: Miguelheras.com

 

Sebastien Chaigneau (FRA/The North Face) – Another great french runner, really loved by his temper in Chamonix and respected by all the trailrunning family. After a whole and sad year injured, he came back into competition this june at 80K Marathon du Mont Blanc fighting until the end to be in top-10, but he was far from top. Let’s see how has evolved in just two months time a trailrunner who is a legend in the race. Not in vain in 2009 he finished second behind mighty Kilian Jornet and in 2011 he was third.

IMG_4582

Seb Chaigneau, this june running Mt. Blanc Marathon // Foto: Albert Jorquera

 

Julien Chorier (FRA/Hoka One Team) – You always have to be aware of Julien Chorier if he’s starting in a 100 miler. He’s french, runs at home, knows the race, is used to the distance and this year can have an allied in his Hoka teammate Sage Canaday. In 2015 he has grabbed an 8th position at The North Face 100 Australia and a 6th at Western States. He’s quick (did Paris Marathon in 2h35′) and improves in long distance. He made his debut at the UTMB in 2009 with a brilliant third place. Since then his best result has been a 4th in 2010, when the race was suspended and started again during the night. He was also 6th in 2013.

c2a9iancorless-com-img_0716

Julien Chorier, from Team Hoka and Compressport // Foto: Ian Corless (@talkultra)

 

Franco Collé (ITA/Team Tecnica) – One of the toughest and more experienced runners in the world, Franco Collé should be always taken into consideration. His sportive success is massive and he has come through the toughest races in the planet: last year he won Tor des Géants and was second at Matterhorn Xtrail or Eiger Ultratrail. This year he arrives to UTMB in good shape after winning Licony Trail and being second at Mont Blanc Marathon 80K. He knows well the profile and the zone, so don’t forget him in your bets for the final winners.

IMG_4676

Franco Collé, exultante tras su 2º puesto en la Mt. Blanc Marathon // Foto: Albert Jorquera

Other names to follow:

The big ‘spanish army’ will be completed by Yeray Duran, Remi Queral and Dani Garcia. Duran has spent three weeks training in the race ground and is widely expectant and motivated for his debut there; Queral is an experienced runner in long distance while Dani García is making a wonderful season, as shows his unexpected second place at Transvulcania. Coming from prolific Catalonia we have David Coma, who this summer has won Pierra Mente Été and Ultratrail Catllaràs; Gerard Morales, from Buff Pro Team, and Jordi Gamito, who was 5th in last year’s TDS. Also contenders for top-10 are Sondre Amdahl, who last year was 7th at UTMB and this year 4th at Transgracanaria; the tough portuguese Carlos Sa, a legend who has won Badwater Ultramarathon; Yoshikazu Hara, a japanese runner who this year was third at Tarawera, and Fabien Antolinos, a fast french runner who has been second at this years IAU World Championships. We shouldn’t forget the north-americans John Tidd, who has finished in top-20 last three years, Jorge Maravilla or the really fast David Laney, who can be this year’s big-surprise.

You can see women preview (in spanish) here. English translation coming soon

Live coverage of the race will be held vía Twitter and Facebook

10 consejos para la Transvulcania

¿Vas a correr la Transvulcania? Ahí van 10 consejos desde el punto de vista de un corredor amateur que quizás puedan ayudarte a conseguir tu preciado objetivo de llegar a la alfombra roja de Los Llanos de Aridane:

1. Cuidado con la salida

En mi opinión la salida es la parte más ‘conflictiva’ de la carrera. Hay muchos corredores, es de noche y tras dar la vuelta al faro de Fuencaliente la prueba empieza en un estrecho sendero de subida. Es casi inevitable que se produzcan tapones y si te quedas muy atrás puedes verte atrapado en uno y perder mucho tiempo sin ni siquiera moverte. Intenta salir lo más adelante posible y apretar de entrada para buscar una posición cómoda en el sendero que te permita subir a tu ritmo.

Captura de pantalla 2015-05-02 a les 9.37.07

2. Ten cuidado

Sal rápido, pero no alocado. El año pasado alguien empujó a Emelie Forsberg, cayó al suelo y se hizo una profunda brecha en la mano. Igualmente, a veces ves gente subiendo por fuera del camino, donde hay rocas o agujeros que es fácil no ver de noche y torcerse los tobillos. ¿Vale la pena arriesgarse a eso por ganar unos segundos?

3. La hidratación és básica

El principal reto de la Transvulcania no es su distancia o su dificultad, sino gestionar el calor que hace en La Palma. Intenta ir siempre muy bien hidratado y con agua encima, incluso cuando no sientas la sed. Recuerdo que cuando corrí apenas bebí en Los Canarios (km. 6) porque era de noche, acababa de empezar la carrera y no tenía sensación de calor. El resultado fue que llegué justísimo y algo mareado al siguiente avituallamiento. Párate 1 minuto a beber, valdrá la pena el tiempo invertido.

4. Busca las partes con menos ‘gravilla’

Una de las peculiaridades de la Transvulcania es su suelo de tipo volcánico con mucha ‘gravilla’. Cuando estás subiendo, en las partes con mucha gravilla es casi inevitable hundirte un poco en cada paso, teniendo la sensación que te cuesta avanzar. Fijándome en gente de la isla me di cuenta que muchas veces salían del camino para buscar partes más peladas, con menos arena y en las que se subía mejor. Eso sí, respeta siempre la vegetación de la isla.

deseadas

5. Sube a ‘ritmo’

Supongo que ya habrás estudiado mil veces el perfil y sabes lo que te espera: una larga subida desde el nivel del mar hasta los 2.500 metros. ¿Vale la pena usar bastones o no? Yo no los usé, pero está claro que tienes ante ti una subida descomunal en la que te van a ser de gran utilidad, aunque luego te van a molestar para la larga bajada. Eso sí, lleves bastones o no trata de imponer un ritmo muy constante a tu subida. Evita acelerones bruscos que te van a desgastar mucho, pero tampoco te pares. Con un ‘trekking’ vigoroso, a buen ritmo, vas a tener tiempo de sobras para acabar la carrera.

6. Guarda piernas

Viendo el perfil de la Transvulcania puede parecer que la parte más difícil es la inicial, la subida hasta el Roque. No lo es. Ni por asomo. La parte más dura, la que más abandonos, deshidrataciones y lipotimias provoca es la larga y tortuosa bajada de 20 kilómetros hasta Tazacorte. Debes contar que con 50 kilómetros en las piernas debes afrontar una larguísima bajada con algunos tramos en los que debes vigilar muy bien donde pones los pies.

7. Come e hidrátate bien antes de la bajada

El descenso a Tazacorte es la parte de la carrera en la que debes tener más cuidado en cuanto a tu alimentación. Te has pasado la mañana a buena altura y con aire fresco y, de repente, empiezas a descender mientras se acerca el mediodía hacia el nivel del mar, donde la calor y la humedad son casi insoportables. Por ello, es importante que te tomes tu tiempo en el Roque para comer bien, hidratarte al máximo y cargar agua. Haz lo mismo, sobretodo a nivel de líquido, en la torreta forestal del Time, a la mitad de la bajada. Igualmente, cuando llegues a Tazacorte te queda una pequeña pero fuerte subida. Vuelve a pararte para hidratarte.

tazacorte

8. Aprovecha la ayuda de la gente

Una de las cosas más maravillosas de esta carrera es su ambiente y sentir como la isla se vuelca con los corredores. Sobretodo en la parte entre Tazacorte y los Llanos encontrarás mucha gente que está comiendo y que te ofrecen bebida o agua para la cabeza. No dudes en aceptarla. Recuerdo en mi carrera mojarme la cabeza y a los 5 minutos volver a estar completamente seco y acalorado. Además, son muy simpáticos y seguramente te reirás un rato con ellos aunque estés muerto.

9. Agradece la ayuda de la gente

Te encontrarás espectadores en todos los puntos del recorrido, incluso a veces en los más insospechados. Como tienen tu dorsal en una lista, muchos te animarán gritando tu nombre, otros aplaudiendo y la mayoría con palabras de ánimo o un saludo. Devuélveselo. Sonríe, trata de mantener el buen humor pese a que estés agotado. Es una manera de ser educado, sacar una sonrisa y de mantener la moral alta a pesar de los momentos bajos que vas a tener.

10. Disfruta

No importa lo que te quede, lo cansado que estés o lo mal que lo veas. Estás viviendo una de las experiencias de tu vida deportiva que te va a deparar momentos de belleza incomparable. El paso por Los Canarios de noche, la salida del sol, el paisaje boscoso del Pilar, las imponentes vistas de la isla a medida que vas ascendiendo, la brutal caída que hay en la caldera de Taburiente, la bajada hacia Tazacorte o la emocionante avenida final de Los Llanos de Aridane. La Transvulcania es única, así que a disfrutarla mucho. ¡¡¡Suerte y nos vemos en Los Llanos de Aridane!!!

15998446

 

PD: Si queréis más información detallada y batallitas personales, aquí está la crónica de la mi Transvulcania en 2013.

 

Corrent cap a l’impossible

Ara fa més o menys un any, quan vaig acabar la Ultratrail del Mont Blanc vaig viure una de les situacions més contradictòries de la meva vida: mentre molta gent em felicitava i em tractava com una mena de superheroi, jo em sentia més fràgil i vulnerable que mai. Havia patit tant, havia arribat tant al límit, que em sentia qualsevol cosa menys especial. De fet, no em cansava de respondre que si ho havia fet jo, qualsevol ho podia fer, però tothom em mirava com un boig.

 

foto23pag104(baix)

 

Mentre tractava de posar en ordre els meus pensaments, un es va anar imposant per sobre de la resta: havia d’explicar el camí que havia seguit per arribar fins allà. Feia mesos que havia contactat amb l’editorial Cossetània per plantejar-los la possibilitat de fer un llibre sobre trail i, sorprenentment, no m’havien rebutjat el projecte, però jo no em sentia preparat i no havia fet cap més pas. Ara ho tenia clar: no volia fer un llibre sobre mi, ja que no sóc cap atleta d’elit i la meva història no li interessa a ningú, sinó sobre aquest camí vital que et duu a preparar-te per a un repte de tanta magnitud. I com aquest camí et canvia la vida a còpia d’esforç, sacrifici i d’anar superant limitacions autoimposades.

Quan començava a córrer em vaig adonar que el món de les ultratrails és molt complex, però que gairebé no hi ha literatura ni informació al respecte. Òbviament vaig llegir els llibres d’en Kilian Jornet, de l’Scott Jurek i un del Dean Karnazes que em va impactar especialment. Són obres sobre atletes espectaculars i molt motivadors, però aviat em vaig adonar que no en podria extreure gaire cosa: parlen sobre guanyar curses i el 99% del corredors al màxim al què aspirem és a acabar-les. Les nostres realitats són molt diferents. Aleshores em vaig plantejar escriure el tipus de llibre que m’hauria agradat llegir quan començava a córrer per la muntanya.

 

10659321_1473145166299067_169831767886083340_n

 

El procès va ser dur i curiosament molt semblant a fer una ultra: primer no era més que un somni, un dia em vaig atrevir a plantejar-ho i quan em van dir que sí em va entrar el vertígen. Més d’una vegada vaig pensar en renunciar, que no estava prou preparat o que potser el llibre no li interessaria a ningú. Però també sabia que a la vida t’has d’arriscar si vols aconseguir determinades coses i que si no ho feia, si no ho intentava, m’ho retreuria sempre. Durant mesos vaig buscar entrevistes a corredors a internet, vaig investigar la història de les grans curses del planeta, vaig contactar amb gent de tot el món, vaig entrevistar grans corredors com en Kilian Jornet o la Núria Picas i vaig tenir llargues converses privades amb atletes com en Tòfol Castanyer, l’Iker Karrera o el Miguel Heras. Hores i hores de converses fascinants entre apassionats d’aquest esport que em van descobrir magnífiques històries de superació personal, anècdotes i també grans decepcions.

 

Captura de pantalla 2014-09-30 a les 9.08.51

 

Fotografies d’en Jordi Saragossa

Una de les coses de les que estic més orgullós és de poder comptar amb les fotografies d’en Jordi Saragossa, per a mi el millor fotògraf de trailrunning del món i un gran amic. Com amb el plantejament del llibre, tenia clar que hi havia d’haver alguna fotografia meva, però que el protagonisme l’havien de tenir altres persones. Buscava imatges que tinguessin un valor artístic per si mateixes. Quan el vaig contactar ni tan sols ens coneixíem i li vaig ser molt franc: o posava les seves fotos, o segurament no n’hi hauria cap. En Jordi va dir que sí que li agradava el projecte i que endavant, sense haver parlat de condicions econòmiques. Ell és un gran exemple del tipus de gent que hi ha al voltant d’aquest esport: gent humil, tot i ser veritables cracks, gent apassionada, que li encanta el trail, i gent que no es mouen per diners, sinó per sensacions o per allò que els fa feliços. Crec sincerament que només per les seves brutals fotografies, el llibre ja val la pena.

 

Foto12pag97(dalt)

 

Un llibre per al corredor amateur

En definitiva Corrent cap a l’impossible no és un manual d’entrenament, és una aproximació a aquest apassionant esport a partir dels grans professionals, però sempre pensant en el corredor amateur, que al cap i a la fi som la majoria. Hi ha molts consells sobre entrenament, alimentació, preparació d’una ultra, gestió de la cursa, aspectes mentals, motivació… però presentats d’una manera divertida i fàcil de llegir, amb molts exemples i anècdotes. Els meus tres grans objectius eren entretenir, que el llibre fos útil i que motivés al lector, però sempre tenint els  peus a terra i sent molt honest amb un esport en el qual portem el cos al límit. A la vegada, volia reflexionar sobre com preparar-te per a una ultra ens canvia la vida i ens permet adonar-nos de les autolimitacions que moltes vegades ens imposem nosaltres mateixos.

Crec sincerament que el llibre és una gran lectura per a aquells corredors que comencen a córrer por la muntanya o somien fer una ultra algun cop a la seva vida. A la vegada, amb la història de curses com l’Ultratrail del Mont Blanc, la Transvulcania, la Badwater o la Western States, entre moltes d’altres, espero haver aportat prou informació nova per a entretindre a aquells corredors més experts. Per últim, també m’agradaria sorprendre a aquelles persones que no coneixen el món de les curses de muntanya, un esport on m’he trobat gent interessantíssima, i no només com a esportista, però a la vegada molt humil i amb uns forts valors personals. De fet, és això, la gent, el què fa veritablement diferent un esport que des de fora pot semblar córrer, córrer i córrer, però que és molt més que això. És un viatge interior que ens permet enfrontar-nos a les nostres pors i créixer com a persones. Encara que sigui corrent cap a un impossible.

 

15998446

 

 

Mi ‘otra’ Transvulcania

 

En el 2013 tuve la suerte de vivir una de las mejores experiencias de mi vida en la Transvulcania, una carrera que siempre explico que es muy especial por sus características, la belleza de sus paisajes y la amabilidad de la gente de La Palma. Este año la idea era volver a correrla, pero a veces la vida te depara sorpresas y giros que no esperas. Por un lado, a principios de 2014 pasé a formar parte de Salomon Spain y, por el otro, unas semanas antes de la carrera empecé a tener fuertes dolores en la planta del pie.

10250155_576529499111672_2733378175228199220_n

La combinación de ambas cosas hizo que al final no corriera la Transvulcania del 2014, sino que estuviera en la isla ayudando al equipo Salomon y a sus atletas y pasando la máxima información para nuestras redes sociales. A la mayoría de corredores y a Jordi Saragossa, nuestro fotógrafo, ya los conocía de la Advanced Week en Limone sul Garda, pero poder convivir con ellos en una casa durante casi una semana es una experiencia que te marca y que establece unos vínculos de amistad muy fuertes.

10314454_577379979026624_5919685128083114585_n

Lo que más me ha sorprendido del equipo Salomon es la humildad y buen rollo entre todos los corredores, sean mundialmente famosos como Kilian o Emelie, o más desconocidos. Allí no hay nadie por encima de los demás, ni malos gestos, ni miran si llevas cinco meses en la empresa o cinco años. Sencillamente eres uno más, para lo bueno y lo malo. Todo ello se ha traducido en unos días frenéticos, haciendo de todo como ir a comprar, conducir, ir a buscar corredores al aeropuerto o hacer de enlace con la organización, además de mi faena más habitual, la de hacer fotos, vídeos y contenidos para las redes sociales.

1549396_579599075471381_1350476803423363963_n

También ha habido espacio para ir a correr una mañana a solas con KIlian Jornet, para salir en grupo entre el refugio del Pilar y el Pico de las Nieves o entrenar con especialistas como Laura Orgué, Stephanie Jiménez o Antonella Confortola el Kilómetro Vertical que acabaría haciendo el jueves para sacarme la espina de no correr la Ultramaratón. Otra experiencia única, ya que no había hecho nunca una carrera así, con 1.100 metros de desnivel positivo en apenas 6,6 kilómetros y bajo una calor asfixiante. Pese a ello, fue muy bonito correrla y recibir los ánimos de centenares de personas, entre los que habían muchos catalanes. Al final, tiempo discreto, 1h12′, aunque hay que tener en cuenta que no me van mucho las pruebas tan rápidas y que en el último mes apenas he podido correr por las molestias en el pie 😉

Captura de pantalla 2014-05-15 a les 10.07.34

El mismo día de la Ultramaratón tuve la suerte de poder llevar a los corredores a la salida y luego hacerles el avituallamiento en Los Canarios y en el Roque de los Muchachos. Descubrí los nervios que se viven desde fuera de la carrera, muchos más que cuando corrí yo, y la alegría por el resultado de otros. Como un buen resultado de ellos es como una pequeña victoria para ti. De hecho, estaba tan nervioso que la noche antes apenas dormí. Eso sí, fue espectacular vivir la minuciosa preparación previa que diseñó Biel Ràfols y ver que al final todo salió bien. Especialmente emocionante fue ver llegar a Philipp, Tom o Tòfol a la meta y la alegría desbordada de Anna Frost cuando se proclamó campeona. Una campeona que tuvo un momento de abrazarme y darme las gracias al verme, pese a que yo no había hecho nada, pero son gestos que hablan mucho sobre la calidad humana de este tipo de corredores.

10322742_578094942288461_4099820259932278883_n

 

Tengo que confesar que antes del viaje estaba algo taciturno y molesto por no poder correr una prueba para la que llevaba meses preparándome, pero ahora, visto en perspectiva, me doy cuenta de lo bonita que ha sido esta semana. Y es que, al final, la vida no se reduce a resultados, sino que lo que nos queda son las vivencias, los amigos y los buenos momentos. Y de esos, hemos tenido muchos. Os dejo un pequeño resumen de todo esto plasmado en un sensacional y simpático vídeo ‘behind the scenes’ que hizo Jordi Saragossa. Hasta pronto La Palma, gracias equipo.