Hoy hace un año de la ‘Vilafrancada’

Caigo en la cuenta leyendo la edición impresa del Mundo Deportivo que hoy hace un año exacto de la ‘rajada’ de Samuel Eto’o en Vilafranca y lo aprovecho para hacer un ejercicio que debería ser obligatorio para todos, pero especialmente para los que vivimos sumidos en la vorágine del día a día que acompaña a la actualidad. Me retrotraigo a aquél 13 de febrero del 2007 y recuerdo un Barça que ya ha olvidado el aviso que le dio el Sevilla en Mónaco, en la final de la Supercopa, y que, pese al varapalo que supuso perder la final de la Intercontinental, seguía vivo en la Liga, la Copa y la Champions.

Recuerdo como si fuera ayer que aquella salida de tono de Eto’o provocó diferentes lecturas, desde el ‘no passa res’ a las más catastrofistas. Está claro que un año después el Barcelona ha perdido muchas competiciones y no ha ganado nada y, aunque sería perverso culpar al mensajero, lo que está claro es que el mensaje del camerunés reveló muchas cosas, por lo menos para los que ya andábamos escamados. Confirmó, por ejemplo, que algunos jugadores (léase Deco, Motta o Ronaldinho) tenían privilegios por parte del entrenador, que el brasileño estaba más por salir que por otra cosa, que los celos se comían vivo a Eto’o y que el vestuario estaba fracturado. El delantero actuó como un volcán impelido por las toneladas de lava que venían surcando subterráneamente el día a día del equipo y las acabó sacando a la superficie.

Todos sabéis como acabó la temporada: eliminados a las primeras de cambio de la Champions por un Liverpool rocoso, pero mediocre futbolísticamente, humillados en la Copa por el Getafe con un 4-0 en la vuelta sonrojante y perdiendo una Liga que, incluso los más críticos o pesimistas pensábamos que no se escaparía nunca en la vida. En verano se tapó la cima del volcán con tres rocas (Abidal, Touré y Milito) y un pedrusco enorme y resquebrajado (Henry)… pero que pasó con toda la lava que había debajo?

El Barcelona que ganó la Champions era un equipazo, pero también estaba muy unido. Recuerdo momentos espectaculares, de presión en grupo, de trabajo solidario encima del campo, la conjura para vengarse del Chelsea de Mourinho, la remontada de la final de París… Que hay de todo eso? Creen los optimistas que se ha recuperado? Véis al Barça con la misma ilusión y unión que hace dos años? Créeis que la culpa es solo de Frank Rijkaard?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s